Unai Sordo: “La huelga del 8 de marzo es de todos y todas: es nuestra lucha porque os hace mejores a vosotras y porque nos hace mejores a nosotros”

    Luchar por lo que es evidente, como es la lucha por acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres que se va a plasmar en una movilización “histórica” este 8 de marzo, no solo no es triste, sino que es un orgullo. Es también una lucha que “va a continuar el día después hasta que la movilización se plasme en una igualdad real”, según han advertido los distintos intervinientes en la asamblea de delegados y delegadas de Madrid, en la que el secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha reivindicado la huelga general convocada por el sindicato como “un paro de todos y de todas” y “una herramienta para impulsar la movilización social”.

    07/03/2018.
    Unai interviene en la asamblea de delegados y delegadas de Madrid

    Unai interviene en la asamblea de delegados y delegadas de Madrid

    La asamblea de delegados y delegadas celebrada en Madrid esta mañana ha supuesto el colofón a una extensa e intensa sucesión de asambleas que CCOO ha organizado de cara al 8 de marzo. Actos en los que se ha desarrollado un proceso de explicación y sensibilización que, en opinión de Unai Sordo, ya ha conseguido que “el negacionismo de la desigualdad sea insostenible”. A la hora de construir un pensamiento hegemónico sobre la igualdad de género frente al neoliberalismo es fundamenta el papel del sindicalismo “porque el ámbito laboral y económico es clave para entender la brecha de género”, señaló el secretario general de CCOO. “Para luchar contra la desigualdad tiene que intervenir el sindicalismo”, insistió.

    Para Unai Sordo, la desigualdad tiene raíces históricas pero ahora la desigualdad se ha ampliado. “Vivimos un momento de creciente desigualdad”, consecuencia de de decisiones y reformas que se han aprobado con ese objetivo, que “golpean más a las mujeres, que debilitan más a los más débiles”. “Este país crece al 3%, y los salarios siguen sin recuperarse – los salarios más bajos, los de los sectores más feminizados, han perdido un 22% de poder adquisitivo -, a la vez que las pensiones, las de las mujeres son las más bajas, suben un 0,25. Una vergüenza con mayúsculas”, explicó en relación a un crecimiento que se registrar sin distribución, cada vez más desigual.

    En su intervención, Unai Sordo hizo hincapié en que la lucha sindical es compatible con la lucha feminista, el paro laboral con la movilización social que también se quiere impulsar. En este sentido, defendió que el paro es de todos y de todas, la confluencia de los centros de trabajo con las calles que se llenarán el 8 de marzo. “La huelga del 8 de marzo es de todos y todas: es nuestra lucha porque os hace mejores a vosotras y porque nos hace mejores a nosotros”, concluyó rotundo. En parecidos términos, la secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco, había señalado en su intervención que “la lucha por los derechos de las mujeres forma parte de la lucha por una sociedad más justa”, y en la que llamó a participar en una huelga en la que las mujeres son las protagonistas, pero en la que no están solas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.