Documentos

20.06.2019

Decálogo. Principios para educar sin exclusiones

Las niñas y niños refugiados, desplazados a la fuerza, solicitantes de asilo, apátridas y migrantes, tienen el derecho a recibir y a partici-par en una educación de calidad. Estas niñas y niños del mundo se ven obligadas a desplazarse y a huir de sus hogares al encontrarse en situaciones inhumanas y peligrosas, con alto riesgo de abuso y trata con fines de explotación sexual, especialmente en el caso de las niñas. No se les está garantizando seguridad ni protección en los campos de personas refugiadas, en los países de acogida y, sobre todo, en el tránsito y las travesías migratorias originándose, en oca-siones, suicidios en adultos y en niñas y niños.

Ver documento

20.06.2019

El Profesorado se moviliza por los derechos de las personas migrantes y refugiadas

Si echamos un vistazo a los datos disponibles, hay 264 millones de niñas, niños, adolescentes y jóvenes que no van a la escuela, más de la mitad de los 25,4 millones de personas refugiadas en todo el mundo, son menores, de los cuales solo el 61% asisten a la escuela primaria, en comparación con el 92% del resto de niños y niñas. Esto deja a cuatro millones de niños y niñas refugiadas fuera de la escuela. Las tasas de matrícula de los menores refugiados disminuyen drásticamente en la educación secundaria, y solo el 1% de los refugiados alcanzan la educación superior.

Ver documento

20.06.2019

¿Quién es una persona refugiada?

Siempre me he preguntado por qué alguien no hace algo, entonces me doy cuenta de que yo soy alguien.

Ver documento

20.06.2019

España. Esperanza en la diversidad

El derecho de las personas refugiadas a la educación y a la protección internacional están contemplados en el marco jurídico español. En la práctica, sin embargo, este reconocimiento formal contrasta con la ausencia de un marco legal y una infraestructura institucional específicamente orientados a identificar las necesidades de este colectivo y ofrecer una respuesta apropiada. No existen pues mecanismos que garanticen el cumplimiento y respeto a los derechos mencionados. Esta ausencia tiene efectos especialmente perniciosos para los refugiados y los solicitantes de asilo menores de edad, dado su mayor nivel de vulnerabilidad.

Ver documento

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.