La alfabetización es una herramienta contra la pobreza y la desigualdad

    La celebración del 8 de septiembre, Día Internacional de la Alfabetización, nos debe instar a seguir trabajando para mejorar la vida y el empleo de las personas, y contribuir a la construcción de sociedades más equitativas y sostenibles.

    11/09/2018.
    8 de septiembre: Día Internacional de la Alfabetización

    8 de septiembre: Día Internacional de la Alfabetización

    El 8 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Alfabetización en todo el mundo y que este año se hará bajo el tema de "La alfabetización y el desarrollo de competencias". A pesar del progreso realizado, los desafíos relacionados con la alfabetización persisten y, al mismo tiempo, las demandas de competencias requeridas para el trabajo evolucionan rápidamente.

    Por ello, este año el Día de la Alfabetización analiza y destaca enfoques integrados que simultáneamente pueden apoyar el desarrollo de la alfabetización y las competencias, para mejorar la vida y el trabajo de las personas, y contribuir a la construcción de sociedades equitativas y sostenibles.

    La Unesco afirmaba el año pasado que “quienes carecen de acceso a las tecnologías digitales, a los conocimientos y a las habilidades y competencias necesarias para navegar por conducto de las redes pueden quedar marginados en el seno de sociedades cada vez más digitalizadas. La alfabetización es, en este sentido, una de estas competencias esenciales”. Y su llamado sigue completamente vigente.

    Si seguimos las directrices trazadas desde las organizaciones políticas y sociales, tanto en España como en el extranjero, “la lucha contra el analfabetismo resulta esencial para erradicar la pobreza, reducir la mortalidad infantil, frenar el crecimiento demográfico, lograr la igualdad de género y garantizar el desarrollo sostenible, la paz y la democracia” en todos los rincones del planeta.

    En tanto, desde Naciones Unidas recuerdan que “los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados por los mandatarios mundiales en septiembre de 2015, promueven el acceso universal a una educación de calidad y oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida de las personas. En concreto, una de la metas del Objetivo Nº4 está dirigida a asegurar que todos los jóvenes aprendan a leer y escribir y tengan conocimientos básicos de aritmética, y que los adultos que carezcan de esos conocimientos tengan la oportunidad de adquirirlos”. Por ello, la celebración de este día y el desafío que presenta a los distintos Estados, son imprescindibles para conseguir los objetivos planteados.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.