Federación de Enseñanza de CCOO | 28 febrero 2024.

CCOO alerta del aumento de las desigualdades territoriales en la FP debido a las políticas conservadoras y la mala gestión de los fondos del MEFP

  • Las CC. AA. con menos oferta pública son Cataluña, el País Vasco y Madrid

Insta a las administraciones educativas a poner control y transparencia sobre la ejecución de los fondos y a invertir y priorizar las necesidades urgentes del sistema público, como son el incremento de plazas públicas, la adopción de medidas y recursos de inclusión, de orientación y acompañamiento, la reducción de ratios, el aumento de desdobles y la lucha contra el elevado abandono existente en esta etapa. 

04/11/2022.
El déficit de oferta pública es muy irregular según la comunidad autónoma.

El déficit de oferta pública es muy irregular según la comunidad autónoma.

El pasado 8 de octubre se publicaron en el BOE los Acuerdos de la Comisión General de Educación por los que se aprueban los criterios de distribución y la distribución resultante del crédito destinado en 2022 a los programas de Cooperación Territorial de Calidad en Formación Profesional del Sistema Educativo Español y Formación, Perfeccionamiento y Movilidad del Profesorado. 

En total, ocho territorios dejaron de invertir dinero en el programa de Formación del Profesorado. Los fondos de ejercicios anteriores no ejecutados son reintegrados y se pierden, siendo la Comunidad de Madrid la que más dejó de invertir en este concepto (1.133.542 en 2019 y 753.753 en 2020), seguida de País Valencià, Murcia y Castilla y León. Por otro lado, tres territorios dejaron de invertir dinero en el Programa de Calidad de la Formación Profesional, que les será descontado de esta partida, siendo de nuevo Madrid el territorio que más dejó de invertir (452.607,27 €), seguido de Andalucía y Canarias.

Los compromisos adquiridos por las comunidades autónomas para desarrollar acciones en el periodo de 1 de septiembre del 2022 a 31 de diciembre del 2023 relacionadas con la gestión de los fondos del componente 20 del "Plan Estratégico de Impulso de la Formación Profesional", del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, son una ayuda parcial para revertir los recortes, desigualdades y privatizaciones que afectan a los territorios con políticas más conservadoras y liberales, y deben destinarse a esta finalidad. 

El incremento de oferta pública de FP del curso 2022-2023 evidencia que no se ha invertido en ningún territorio más de lo recibido por el Ministerio de Educación en este concepto, cuya partida se puede gastar entre este curso y el siguiente. Las autonomías han gastado de media entre la mitad y las dos terceras partes de los fondos destinados a la creación de nuevas plazas, excepto Extremadura, que este curso ha puesto en marcha la totalidad de las plazas posibles en los dos cursos con los fondos del Ministerio, 1.400 nuevas plazas públicas; y Navarra, que ha creado 1.000 nuevas plazas públicas, la mitad de ellas de enseñanza en modalidad a distancia, con lo que aún podría incrementar la oferta pública el curso siguiente solo con fondos estatales.

El déficit de oferta pública es muy irregular según la comunidad autónoma, nivel de FP, modalidad y familia profesional. Contando todos los niveles de FP, las comunidades autónomas con menos oferta pública son Cataluña (56,34%), el País Vasco (56,52%) y Madrid (56,82%), que se sitúan a más de 30 puntos por debajo de la media estatal del 68,8% de oferta pública, y requieren una elevada inversión propia además de la recibida para corregir el desajuste existente. Los dos territorios con mayor déficit de plazas públicas mantienen las tasas públicas de los ciclos formativos de Grado Superior (400 euros aproximadamente) y Cataluña mantiene desde el curso pasado el incremento de ratios en 10% en la totalidad de los grupos. 

Los valores más bajos de finalización de la Formación Profesional se dan en los ciclos formativos públicos de Grado Básico (47,64%) y de Grado Medio (54,4%) de los centros públicos. La falta de orientación y acompañamiento en estas etapas aboca a los jóvenes con menos recursos y formación al abandono educativo y los expulsa del sistema, dificultando mucho su retorno y precarizando sus oportunidades laborales, pues, a mayor nivel educativo, más y mejores oportunidades laborales. Es imprescindible el desarrollo de los departamentos de orientación multidisciplinares en los centros de FP con dotaciones de acuerdo con el número, la diversidad y la complejidad del alumnado, con un mínimo de un/a orientador/a cada 250 estudiantes según las recomendaciones de la UNESCO para reducir el abandono escolar en esta etapa.

El sistema de Formación Profesional requiere que se materialice en un pacto o acuerdo el compromiso de las administraciones educativas para que se destinen los fondos suficientes, propios y estatales, a las prioridades necesarias para erradicar las desigualdades estructurales que afectan y segregan al alumnado más vulnerable, mejoren las condiciones del personal docente (reducción de ratios, formación , estancias en empresa con sustituciones, etc.) y la calidad de la enseñanza pública, y eviten el malgasto o la devolución de dinero necesario para mejorar el sistema de Formación Profesional.